¿Por qué escribo con pluma estilográfica?

La pluma estilográfica es más que un accesorio de escritura. Os daremos cuatro razones por las que escribir con pluma.

Siempre me ha llamado la atención cualquier cosa que escribiera. Si veía a uno de mis compañeros con alguna novedad o si iba con mi padre a alguna papelería, algún rotulador o bolígrafo extraño caía si era lo suficientemente insistente, o digámoslo así, pesado…

Mi afición a escribir con plumas estilográficas surgió en el instituto. Un amigo mío de clase, Alfonso, tenía una y me encantó como escribía. También me maravilló que fuera algo tan especial.

porque escribo con pluma estilografica blog

Aquella vez alterné y le tocó a mi madre sufrir mi recurrencia con el tema. Hasta que un día a mediodía, lo recuerdo perfectamente, me compró una de color gris con motas negras. Me aficioné y durante el resto de los cursos hasta COU la utilicé. Un día se perdió y volví a la normalidad de los bolis y recambios Parker, mis continuos cabreos con los bolis Bic, algún que otro Pilot y portaminas varios…

Durante mis estudios en la Universidad lo intenté otra vez. Vi una pluma que le habían regalado a mi padre en alguna promoción y me la apropié. Reviví esa sensación que tanto me gustaba al tenerla en mi mano. Era tan mala que ni la pude estrenar. Varias veces intenté arreglarla sin éxito. Desistí.

Años después, al cumplir los 30, Nieves me sorprendió con un bolígrafo muy peculiar. Era un Kaweco de color azul semitransparente. Al año siguiente, volvió a sorprenderme. Esta vez fue con una pluma, también de la marca Kaweco, el modelo Chess en color negro. Realmente, la gran descubridora de Kaweco en nuestras vidas fue la hermana de Nieves, Olivia. Ella se había comprado un boli morado de resina precioso y le dio a Nieves la fantástica idea.

Como si fuera el rey Arturo al tener en su mano a Excálibur, al tener la estilográfica en mi mano me sentí poderoso. No solo por el simple hecho de que fuera una pluma, si no por su diseño tan exquisito y su elegancia.

 

¿Por qué escribir con pluma estilográfica?

Aquí tienes 4 razones para escribir con pluma o estilográfica:

Tamaño de bolsillo o viaje. 7 años después, aún la uso y nunca me ha defraudado. Tiene un tamaño genial cuando está cerrada, ya que es versión bolsillo. Para escribir, le pones el capuchón en la parte superior y crece en 4 cm aproximadamente. Adquiere una longitud perfecta para una escritura cómoda y ergonómica.

Evita posiciones incorrectas. De niño siempre escribía con bolígrafo un poco mal. Apretaba mucho con el dedo índice, y cuando llevaba un rato escribiendo, me dolía. Gracias a la pluma, corregí la posición de mis dedos y ahora escribo de una forma mucho más relajada.

Uso muy sencillo. Escribir con pluma es un poco distinto a hacerlo con bolígrafo o portaminas, pero es muy sencillo. Simplemente has de inclinar un poco más la pluma que el boli y no apretar. Simplemente tienes que dejarte llevar por la pluma y que fluya la tinta suavemente.

Transmite sensaciones. La escritura con pluma crea adicción y una vez que lo pruebas no lo puedes dejar. Si sientes curiosidad, te animo a que pruebes. Ya sea para escribir o para dibujar, la estilográfica es una forma diferente de interaccionar con el papel.

En la foto de arriba podéis ver mi kit de escritura portátil diaria que me llevo a todos lados. Pluma, bolígrafo y portaminas, todo de la marca Kaweco. El portaminas es de caucho y tiene afilaláminas incorporado en el botón de rosca.

Ya te has decidido y quieres comprar una pluma Kaweco? Tenemos plumas de bolsillo Kaweco Skyline como la mía. Si prefieres un tamaño mayor, la pluma Kaweco Student es preciosa. Y si lo que buscas es probar pero no quieres gastarte mucho en el intento, las plumas Kaweco Perkeo son las más económicas, perfectas para su uso diario y son súper ligeras.

Si te animas a probar y comprar una pluma estilográfica online entra en nuestra tienda online: www.materialrevolution.es

HEMOS VUELTO!

Os preguntaréis ¿qué hemos estado haciendo?

En realidad, ¡nosotros también nos lo preguntamos a diario!

¿Cómo es posible que pase el tiempo tan tan rápido?

Después del Sorteo de aniversario, un Made in Granada pasado por agua, la Noche en Blanco que tuvimos concierto en la tienda y nos ilustraron el escaparate, hicimos mil pompones para Halloween y Violet Desvarié nos enseñó a hacer guirnaldas de banderines de tela. También dimos una charla sobre comercio on-line y fuimos a la tele: Migue salió en TG7 haciendo una receta de cocina. Os dejamos el enlace aquí por si os lo perdisteis (a partir del minuto 16).

Y en seguida llegó Navidad y todo lo que ello conlleva: preparar el escaparate, decorar la tienda, llenarla de cositas revolucionarias de esas que nos gustan, envolver paquetes, recibiros con sonrisas, envolver paquetes, no cerrar ni un día, envolver paquetes. Pasó el Fin de año, no nos comimos la uvas por culpa de los de Canal Sur, y llegaron los Reyes. Con ellos, vuestras fotos en Instagram, felices de recibir todos esos paquetes que nuestras manitas habían envuelto. Y cuando acabó todo empezamos a ponernos al día.

 

Escaparate_tienda_Collage_material_revolution_granada

 

En nuestra casa todo estaba patas arriba. Los duendes de la Navidad no nos habían ayudado nadita. Y a nuestra familia solo la habíamos visto un día. Así que empezamos la socialización. Fuimos a Sevilla, Valencia y Cádiz, pero eso os lo contaremos otro día, añadiendo recomendaciones de sitios que nos encantan. Y ahora, por fin, todo vuelve a la normalidad. Acaba de empezar marzo y tenemos muchas, muchas cosas que contaros.

Así que retomamos con fuerza el blog y, por cierto, nos encantaría que nos contarais qué habéis hecho vosotros en estos últimos meses.